Amistad

Cómo nos comunicamos.

Me gusta que la gente se tome unos segundos para escribirse unas líneas. Lo encuentro un detalle bonito que hoy en día ya pocos tienen la imaginación de otorgar. Cada tecleo lo sentimos como un pedacito indispensable de vida que nos es extirpado de un camino que parece que se va acortando. Así creamos una sensación de soledad en los demás que solo aquellos que saben que la persona que está tras la pantalla estaría dispuesta a pasar un día entero físicamente a su lado como primera opción pueden respirar tranquilos. Aquellos que por azar, méritos propios, tenencia de familiares o amigos con hijos de la misma generación o simple talento consiguieron reunir a un grupo de amigos con los que han compartido tiempo y bromas durante un período de tiempo mayor a diez años (y que preferiblemente se conozcan desde una temprana infancia) pueden sentirse afortunados porque, hoy en día, tienen la mínima seguridad de poder llamar a ciertas personas como “amigos”. Y eso no significa que se comporten bien o que se parezcan en modo de hacer o de pensar a tí, eso solo significa que no pasaras solo las fiestas, que alguien se interesa en verte todo lo que pueda y que un grupo de personas te tendrán a ti dentro de su primera elección para hacer planes.

No es nada nuevo el hecho de que una persona sin familia o sin un grupo de amigos fijo des de hace años se quede sola en navidades, fin de año, reyes, carnaval… la gente tiene mucho tiempo y muchos amigos pero de todo el tiempo libre que tienen solo quieren invertir un 10% de este a aquellos que no forman parte de su grupo más próximo (y ya ni hablemos de integrar gente en un grupo o de unir dos, es una maniobra inconcebible que justificamos con timidez, poca historia en común o tradición creando una abominable palabra con la que nadie desearía ser etiquetado, “acoplado”).

Cuesta pues hoy en día encontrar una compañía fiable, quizás todo sea desde mi perspectiva de la realidad condicionada por mi pasado, es por eso que valoro mucho unas simples líneas ya que detrás de cada palabra hay por lo menos un segundo para pensarla y valoro que alguien se tome en mi más de 1/60 de minuto. ¿No es bonito?

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias