Arion y el delfín : El cetáceo dityrámbico.

Singular Historia de un hombre y un delfín.

El cine y el arte popular acerca de que los delfines pueden cooperar audazmente con los hombres ha sido una de las historias y anécdotas que más singularidad presentan en torno a la cooperación entre hombre-animal dejando espacio a grandes historias o complejos planeamientos para esta relación.

Recordando como una de las más particulares cooperación entre este animal al servicio del hombre la podemos hallar en los años 60 cuando la guerra fría era objeto de teorías conspirativas muy risibles hasta grande teorías complejas y una variedad de elemento comprobables, una de esas noticias y “chismes” que corrían en algunos diarios era la de los “delfines entrenados” capaz de detectar minas y embarcaciones enemigas por parte del ejército ruso, más adelante el lado norte americano practicaría con ellos pero para espiar con cámaras colocadas sobre ellos.

Pero si creemos que la historias de ayuda delfín-hombre es propia de estos años estamos un poco desinformados, debido a que Herodoto ya recolectaba anécdotas con este animal, y una muy especial debido a que este animal ayudo a un hombre a trasladarse hasta puerto seguro para luego contar la proeza de tal evento.

Arion creador del dityrambo era uno de los artistas más famosos de sus tiempos, celebre músico citarista vivió una aventura de cooperación muy peculiar con este animal.

Sucedió que Arion ubicado en Tarento luego de unos viajes de Italia y Sicilia, quiso ir a Corinto y contrato los servicio de unos marineros de dicha provincia pues esto eran los preferidos para la navegación,  ya en el barco Arion con los marineros cuyo propósito era trasladar a Arion hasta lo indicado estos iniciaron un complot en contra de su cliente para robarle todo lo que Arion tenía en el barco.

Decidieron entonces proponerle un trato al destacado artista, arrojarse inmediatamente al agua o matarse con sus propias manos para luego ser sepultado en tierra, Arion entiende lo que sucede y ruega por su vida a cambio de que se lleven todas sus riquezas para que no lo maten, los marineros ignoraron tal ruego y es entonces donde este prominente y muy famoso artista les propone recitarles unas de sus canciones antes de que tomara una decisión.

Arion se vistió con sus mejores ropas y se dirigió a la cubierta del barco, les prometió matarse con sus propias manos luego de cantarle, los marineros muy animados por escuchar al artista más famoso de sus tiempos acudieron a la cubierta, mientras Arion recitaba el Nomo orthio al haberla concluido se arrojó al mar y un delfín lo tomo sobre sus espalda y lo llevo Tenaro para que luego el artista se dirigiera a Corinto.

Periandro (hombre al que Arion le trabajaba en su corte) no creía en lo sucedido así que retuvo a Arion hasta que los marineros llegaran, en cuanto llegaron los audaces bandido dijeron que habían dejado a Arion en Tarento sano y salvo, al momento de decir esto Arion hace presencia con las misma vestiduras con las que se arrojó al mar y los marineros quedaron revelados delante de Periandro y se le dio crédito a la historia de Arion.

Herodoto relata que en Tenaro hay una estatua de bronce con un hombre montado encima de un delfín conmemorando la hazaña que narro Arion, Herodoto es sin duda una fuente de historia y narraciones muy jocosas e increíbles sus texto son recomendados para leerlos y presentan una gran variedad de anécdotas y relatos. Eso es todo por hoy lectores, ¡Hasta la próxima!

 

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias