DAVID CUERVA, VA POR TI XABI

UD Logroñes 1 Cacereño 1. David Cuerva ha empezado a jugar por dos.

La Extremadura profunda fue tierra habitada por la pobreza y la marginalidad. El documental de Luis Buñuel Las Hurdes, tierra sin pan refleja cómo hacia 1930 los habitantes de aquella zona geográfica padecían la miseria humana. Los más próximos a la literatura, pudieron imaginarse esas condiciones "extremas y duras" a partir de La familia de Pascual Duarte de Camilo José Cela. El tremendismo de las descripciones era muy realista. En aquella Extremadura abundaba la pobreza.

Poco me he dejado caer por esa tierra, pero toda mi familia materna vivió la realidad famélica de la Posguerra en el pueblo casi ignoto de Higuera de Albalat. Hasta a mi abuelo le hicieron combatir en la Guerra Civil sin que supiera leer ni escribir. Él se sentía republicano, pero se confundió de bando, y se subió al camión de los nacionales. La confusión le salvaría la vida. Pero su existencia no sería suficiente como para mantener a sus hijas, las cuales tuvieron que exiliarse en Madrid y ejercer de sirvientas.

Esta honda sinopsis biográfica, me vale para justificar mi afecto hacia Extremadura en general, y hacia Cáceres en particular. Tierra materna. Tierra de penurias pretéritas. Admiro a todos los que vivieron aquello por su anónimo valor, por su heroicidad.

Uno que siempre ha tenido el patrón deportivo como un microscopio con el que observar la realidad, he de confesar que desde pequeño he sentido un afecto especial por los equipos extremeños. No resulta extraño que coleccione equipaciones de ellos, pese a que nunca he acudido a sus estadios a verles jugar de cerca.

En mi armario está presente una sudadera del Club Polideportivo Cacereño, que milita en segunda B y que es el club actual de David Cuerva, una figura, un héroe que, en el día de hoy, ha vivido el inicio de su nueva etapa como jugador de fútbol y, precisamente, lo ha hecho en el Cacereño.

David Cuerva es madrileño de nacimiento pero, prácticamente, extremeño de adopción. Se ha formado en la cantera del Mérida, en la del Cacereño y, posteriormente, probó suerte en las canteras de Villarreal, Elche o Rayo Vallecano. Se define a caballo entre Madrid y Cáceres y siempre ha destacado como futbolista por ser un jugador que ve el fútbol con clarividencia, que dispone de un don imaginativo para desplazar el balón con una precisión inigualable. Es un centrocampista creativo, una especie en peligro de extinción sobre todo en su categoría, la Segunda B.

Después de 6 años de periplo futbolístico, este verano David Cuerva volvía a Cáceres para defender a su equipo de adopción. Esa ilusión desbordante se ha visto empañada por distintos aspectos que conviene matizar. Por un lado, como apuntaba Carlos Pouso, entrenador del UD Logroñés, el Cacereño es "un buen equipo perjudicado por el mal estado de su terreno de juego".  La perplejidad se cierne sobre cualquier turista que visite el lugar. En una ciudad tan renovada, moderna y esplendorosa; el terreno de juego dificulta el juego elegante de David Cuerva.

Por otro lado, la situación clasificatoria se antoja dramática. Las posibilidades de salvación del Cacereño se concentran en conseguir disputar la promoción. Es decir, el equipo extremeño no puede aspirar a una salvación directa e, incluso, la promoción resulta complicada a falta de dos jornadas.

El tercer factor, el más luctuoso e irreversible, tiene que ver precisamente con el tramo decisivio de la temporada. A pocas fechas de finalizar la liga, David Cuerva ha tenido que afrontar la pérdida de su amigo Xabi Cid, jugador del Dinamo Guadalajara, quien perdía la vida después de sufrir un desvanecimiento en un partido. En su propio twitter David Cuerva esta semana se conjuraba para hacer más llevadero el dolor, y le prometía a Xabi que, a partir de ahora, "en cada encuentro iba a jugar por dos".

Ese primer encuentro se ha celebrado hoy. En un estadio otrora de primera división, Las Gaunas. Ante un equipo que aspiraba a subir posiciones y que cuenta con serias opciones de ascender de categoría. La UD Logroñés está dirigida por un técnico como Carlos Pouso, serio y metódico. Con estas coordenadas parecía una quimera puntuar. David Cuerva ha jugado por dos, pero hoy sus emociones no acompañaban. En la segunda parte ha sido sustituido. El encuentro parecía decantado a favor de los riojanos por 1-0, pero en el minuto 95, con un gol de falta de Zubi, los extremeños se han sentido, de nuevo, esperanzados. Se ha celebrado el gol por todo lo alto. Para David no ha podido ser bálsamo ni anestesia, pero sí estímulo para afrontar las dos próximas jornadas ante Peña Sport e Izarra con la esperanza de lograr la proeza y dedicarla, a su amigo, a su fiel amigo del alma.

A veces ni las mejores aptitudes te llevan a triunfar en el fútbol. El fútbol tiene mucho de indómito, también de suerte. David es un prodigio jugando a este deporte, pero le ha faltado la fortuna para que alguien haya querido darle la tutela de un primer equipo profesional. A falta de llegar a lo más alto, el fútbol solo tiene un significado, alejado de lo económico, las auténticas amistades que se dejan por el camino. La que le unía a Xabi era más que sólida, inmarcesible.

Hoy era su primer día con la responsabilidad de jugar por los dos. Xabi lo habrá visto, se siente orgulloso. David es Xavi, llevará su nombre por los terrenos de juego y por la vida. Y, como ha dicho, "jugará por los dos". Tengo la fe y el deseo de que sirva para que el Cacereño se mantenga.

 

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias