EL RESURGIR DE LA EDAD MEDIA 1914-1918

En agosto de 1914, los ejércitos europeos se enfrentaron a escala mundial. Este conflicto pondría armas letales en primera línea como las temibles ametralladoras.

En 1914 se declaró la 1ª Guerra Mundial, un conflicto que se creía que iba a ser corto y se solucionaría de manera rápida, los soldados pensaban que esas mismas navidades estarían ya en sus casas con historias que contar sobre la campaña. Tras las primeras batallas al estilo tradicional, en la batalla del río Marne en 1914 los franceses comienzan a cavar trincheras, este será el fin de la guerra rápida que todo el mundo esperaba. Las trincheras, alambres de espino, ametralladoras se hicieron comunes y se crearon verdaderas líneas defensivas. En 1915 el frente occidental estaba totalmente estancado y no había apenas movimientos.

También en 1915, en un intento de romper el frente occidental, Italia entró en la guerra de parte de los Aliados. Los italianos hicieron ofensivas en los Alpes contra los austrohúngaros, pero los terrenos escarpados no eran propicios para cavar trincheras y había siempre riesgo de avalanchas. Como ocurrió en Bélgica y Francia, el frente italiano también se estancó muy rápido. La guerra continuó así hasta la aparición del tanque y el uso de la aviación en tierra ya en 1917-1918. Hasta ese momento se idearon numerosas y locas ideas para intentar romper el frente,

Los británicos y alemanes idearon petos metálicos al estilo de las armaduras medievales para proteger a sus soldados de disparos y esquirlas metálicas de la metralla; normalmente estas armaduras las portaban las unidades de asalto. Los franceses idearon nuevos cascos que añadían cota de malla para evitar cortes en la cara y los sensibles ojos. Durante un tiempo se volvió al pensamiento de que las armaduras podían resistir el traqueteo de las ametralladoras enemigas, algo que sin duda fue un error y provocó cientos de bajas.

Los italianos fueron los que más experimentaron con estas ideas. Sus tropas de asalto estaban armadas con escudos, lanzas y cascos; esto les hacía parecer verdaderos soldados medievales y no soldados de principios del siglo XX. También en las trincheras se usaron pequeñas catapultas para lanzar explosivos o ballestas para lanzar granadas. La famosa armadura farina de los zapadores italianos fueron muy usadas y hoy día son piezas muy codiciadas por los coleccionistas militares.

Durante unos años de la Gran Guerra parece que hubo un resurgimiento de la Edad Media. Al final del conflicto y con la aparición principalmente del tanque. Estos petos y escudos  que se usaban para alcanzar las líneas enemigas desaparecieron del mapa militar. El tanque daba protección y gran potencia de fuego, por lo que las inversiones ahora se dedicaron a crear nuevos prototipos de este nuevo vehículo. 

Soldados alemanes con petos metálicos.
Soldados alemanes con petos metálicos.
Soldados italianos avanzando por el campo de batalla equipados con escudos.
Soldados italianos avanzando por el campo de batalla equipados con escudos.
Soldado italiano equipado con armadura, escudo y lanza.
Soldado italiano equipado con armadura, escudo y lanza.
Soldados británicos con petos metálicos.
Soldados británicos con petos metálicos.

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias