EL SOLDADO QUE SOBREVIVIÓ A 6000M DE CAÍDA

Nicholas Alkemade (1922-1987), sargento de la RAF durante la 2ª Guerra Mundial y artillero de cola de un bombardero Lancaster.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el sargento Nicholas Alkemade de la Royal Air Force, se encontraba en la torre de cola de un Lancaster en pleno combate contra los cazas alemanes cuando sufrió un golpe de artillería anti-aérea, el aparato comenzó a arder y su paracaidas fue destruido por el fuego. Ante esto se vio ante la encrucijada de saltar sin paracaídas desde 6000 metros de altura o morir consumido por las llamas que envolvían a su avión.

Se decidió por el menor de ambos males. Después de todo es preferible morir al instante golpeando el suelo que pasar varios segundos ardiendo. Nick saltó al vacío. Mientras caía veía impotente como los temibles Junkers Ju 88 nazis destrozaban con luminiscentes ráfagas a la flotilla inglesa de la cual él era parte. Ya resignado y cayendo con los ojos cerrados, aún no se imaginaba el increíble suceso que estaría a punto de vivir.

Alkemade tuvo la suerte de caer sobre un bosque de pinos, y fueron las elásticas ramas de estos árboles los que aminoraron la velocidad de su caída a tal punto que el colchón de nieve que cubría el suelo lo salvó de sufrir graves heridas.

Al darse cuenta del increíble suceso, respiró hondo y se sentó respaldándose en un pino a fumar un cigarro. No sabía aún que había caído en territorio nazi. Si bien fue capturado por la Gestapo, posteriormente fue liberado al terminar la guerra.

Durante su tiempo como prisionero, debieron aislarlo en una celda aparte ya que muchos soldados alemanes incrédulos de lo ocurrido abandonaban sus puestos de guardia para ir a conocerlo ya que se convirtió en una leyenda.

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias