'Fátima', realidad sin aditivos

CRÍTICA | El film de Philippe Faucon, que obtuvo el Cesar de la Academia francesa, aborda la inmigración desde una perspectiva que se sitúa entre la ficción y el documental.

Quizás en uno de los inicios más rotundos de la historia de la Literatura, Lev Tolstói determinó que “cada familia infeliz es infeliz a su manera”. La musicalidad de su frase inicial en Anna Karenina aún resuena en el presente cuando hablamos de familias, diversidad e infelicidad. Por eso, aunque hayamos visto una y otra vez la historia que Philippe Faucon narra en Fátima, no importa, sigue teniendo la misma vigencia. Parafraseando al genio siberiano, podríamos argumentar que las bonanzas de los países se parecen, pero cada uno tiene sus propias problemáticas.

En su última película, el director francés se sitúa en un plano observacional desde el que mira y reflexiona sobre la sociedad francesa. La diversidad, la integración social, la lucha de clases, la inmigración, las nuevas generaciones de franceses y las posibilidades que ofrecen a la renovación cultural de una nación que, pese a todo, parece no haber terminado de comprender qué ocurría dentro de sus fronteras. Porque, más allá de la propia Fátima, una limpiadora que trata de sacar a sus dos hijas adelante en una tierra no poco hostil, se puede atisbar la mirada –crítica por momentos, simplemente reflexiva en otros– del cineasta sobre los estratos sociales imperantes.

Se podría decir que en Fátima conviven dos historias, dos líneas argumentales que, evidentemente, están unidas a través de sus personajes. Por un lado, la historia de la madre y sus hijas, que tratan de soliviantar los problemas que surgen, a menudo generados por esa segregación (en la primera escena, de hecho, una mujer no les quiere alquilar su apartamento por llevar el velo). Por el otro, la realidad social, a modo de panorama, que se cierne sobre Francia desde siempre, pero que se ha extremado aún más en los últimos años. Sin embargo, si indagamos más allá de lo evidente, nos daremos cuenta, y sobre ello parece advertir el autor, de que las distancias, la brecha, no debería ser tan considerada a nivel racial como sí en el plano económico, por ejemplo, o generacional, pues son bastante distintas las situaciones de la madre y las hijas, que afrontan con otra predisposición el contexto.

Con una puesta en escena que cabalga entre el realismo humanista y la mirada eminentemente documental, el realizador alterna el plano estático con el seguimiento de la cámara en una clara evidencia del estilo adoptado. Sin alardes ni florituras, acusada en determinados momentos por los vientos del convencionalismo en lo visual y, sobre todo, en la confección del guion, Fátima sirve como retrato del conflicto de la inmigración y de los propios problemas que entraña la situación de las protagonistas, que viven entre la espada y la pared, en una cultura ajena que les exige una adecuación de valores que, a su vez, podría conllevar la exclusión por parte de los miembros de su comunidad (el caso de la vecina musulmana que recrimina la actitud “liberal” de las hijas). En el eje de la propuesta se instala la contradicción, tanto de los personajes como también de un sistema de bienestar democrático que no lo sería tanto.

No obstante, la aproximación de Faucon a las calles queda alejada de tópicos y sensiblerías. Es la suya una toma de partido basada en la misma realidad. La imagen actúa como simple testigo, siempre en el punto medio entre el documental y la ficción. De esta forma, lejos de buscar la belleza residente en el artefacto visual, Fátima se podría situar como el contrapunto equilibrado de la presuntuosa Mustang (Deniz Gamze Ergüven, Francia, 2015), que narraba una historia con varios puntos de anclaje en común desde una perspectiva mucho más vanidosa y autoconsciente. En este caso, la única belleza que se traslada al encuadre es la de la incertidumbre, fijada en el último plano del film, y la de la lucha por salir adelante de las mujeres protagonistas. La lucha, en definitiva, de toda madre.

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias