LA BATALLA MÁS EXTRAÑA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

5 de mayo de 1945, en el Castillo de Itter se da el enfrentamiento más extraño de la Segunda Guerra Mundial. Alemanes y estadounidenses colaboran.

Una de las batallas más extrañas que se dieron durante la Segunda Guerra Mundial fue sin duda la batalla por el Castillo de Itter. Esta batalla podríamos considerarla una escaramuza por el bajo número de efectivos que participaron pero no destaca por eso sino por el hecho de que alemanes y estadounidenses lucharon juntos contra un enemigo común, las Waffen SS. El hecho lo enmarcamos en los últimos días de la Alemania Nazi, 5 de mayo de 1945. Adolf Hitler se había suicidado cinco días antes y esto significaba que el desastre estaba servido (aunque ya lo estaba desde hacía meses).

El castillo de Itter es un pequeño castillo situado en lo alto de una colina cerca del pueblo de Itter en Austria. Después de que Alemania se anexionara este país, el Gobierno alemán alquiló el castillo a su propietario, Franz Grüner, a finales de 1940. El teniente general de las SS Oswald Pohl expropió la fortaleza a Grüner el 7 de febrero de 1943, por orden de Heinrich Himmler. La transformación del castillo en un campo de prisioneros se completó el 25 de abril de 1943 y sus instalaciones pasaron a depender de la administración del Campo de concentración de Dachau.

No es la primera vez en la historia en la que un castillo se usaba como una cárcel, pero en esta prisión improvisada estaban internados personalidades famosas del régimen francés que por unas casualidades o por otras habían acabado en manos alemanas.  Entre ellos estaba Jean Borotra, y diversas personalidades francesas como el antiguo primer ministro Édouard Daladier, la hermana mayor de Charles de Gaulle, Marie-Agnès Cailliau, el antiguo comandante en jefe del Ejército Maxime Weygand, el antiguo primer ministro Paul Reynaud, el antiguo comandante en jefe Maurice Gamelin.

Todo comenzó el 2 de mayo, cuando se suicida en el castillo el último comandante de Dachau, Eduard Weiter. Al día siguiente, uno de los prisioneros en el castillo, miembro de la resistencia comunista yugoslava, consigue escaparse con la pretensión de portar un mensaje del comandante de la prisión. Con él llevaba una carta escrita en inglés que debía entregar al primer americano que encontrase. Se dirige a unos 64 kilómetros. Esa misma tarde se encuentra con la avanzadilla de la 103ª División de Infantería norteamericana, y les informa de la existencia del castillo y los prisioneros.

El 4 de mayo y viendo que el prisionero no regresa, el comandante de la abandona el castillo seguido de sus hombres de las SS. Los prisioneros toman el control y las armas dejadas por los soldados de las SS. El prisionero checo Andreas Krobot consigue llegar hasta la cercana localidad de Wörgl, recientemente abandonada por la Wehrmacht pero reocupada por las SS, y contacta con la resistencia austríaca. Le llevan a ver al mayor Josef Gangl, comandante de lo que queda de una unidad de la Wehrmacht que, desobedeciendo las órdenes de retirada, se ha unido a la resistencia. 

El mayor Gangl y sus hombres se dedican a defender a los austríacos de las represalias de las SS, calle por calle. Además consigue llegar hasta la pequeña unidad  de 23º Batallón Blindado del Teniente de 1ª John C. “Jacks” Lee comanda el grupo de rescate compuesto por dos tanques M4 Sherman, seis hombres de la Compañía D de la infantería asignada al 17º Batallón Acorazado. En el último momento, Lee, decidió reforzarse con cinco Shermans. Junto a ellos, encabezando el grupo, el kubelwagen del Mayor Gangl y un camión con la infantería alemana.

Una vez en el castillo encuentran que los franceses han organizado la defensa liderados por un oficial de las Waffen-SS que se ha quedado para ayudarles. A pesar de que ordena a los prisioneros franceses ocultarse, estos se suman a la defensa. En la mañana del 5 de mayo los disparos de fusiles y ametralladoras alemanas empezaron a impactar en las ventanas. Las SS habían traído un cañón de 88 mm que puso fuera de combate uno de los Sherman norteamericanos, que empezó a arder justo cuando sus ocupantes saltaron fuera de él. Esa fue la señal para el ataque general; quizás envalentonados por la destrucción del carro, las tropas de la SS (estimadas entre alrededor de 150) salieron de la línea de los arboles desde dos flancos, unos en dirección a las puertas del castillo en la cara este, otros, al muro oeste.

Los defensores empezaron a hacer fuego con decisión; americanos, alemanes y prisioneros, pero la situación no era fácil. Un nuevo impacto del cañón de 88 mm mato o hirió a varios soldados de Gangl, y el propio Mayor fue abatido poco después por el disparo de un francotirador. Al llegar la tarde las cosas no iban demasiado bien para los defensores, que habían visto como las SS destruían el tanque. Por fortuna para las 4 de la tarde llegaron los refuerzos del 142º Regimiento de Infantería, que consiguió reducir a los atacantes y hacer más de 100 prisioneros nazis.

El Teniente Lee, fue ascendido poco después y condecorado con la Medalla de Servicios Distinguidos y la Estrella de Plata, para Gangl, que había fallecido durante la batalla, el reconocimiento vino del pueblo austriaco, que lo nombro héroe nacional. Así acaba la batalla más extraña de la Segunda Guerra Mundial. Aunque no había sido la primera vez en que alemanes y estadounidenses colaboraron, no en el sentido militar pero si en dar ayuda a los heridos.

BIBLIOGRAFÍA:

http://www.ordendebatalla.org/blog/2015/08/15/la-batalla-del-castillo-de-itter/

http://www.labrujulaverde.com/2015/12/cuando-aliados-y-alemanes-lucharon-juntos-en-la-segunda-guerra-mundial-la-batalla-del-castillo-itter

https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_por_el_Castillo_Itter

http://www.cienciahistorica.com/2015/01/02/la-batalla-mas-extrana/

Situación del castillo de Itter
Situación del castillo de Itter
el teniente John C. Lee, Jr. y el mayor Josef Gangl.
el teniente John C. Lee, Jr. y el mayor Josef Gangl.

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias