LA HISTORIA DE LOS "CARAS ROTAS"

Los heridos y mutilados de la 1ª Guerra Mundial fueron conocidos despectivamente como los «Caras Rotas»

La 1ª Guerra Mundial (1914-1918) además de millones de muertos también dejó millones de mutilados y heridos, algunos de ellos en condiciones muy graves y delicadas. Tras la finalización de los combates, estos soldados mutilados no pudieron volver a sus antiguos trabajos y en muchas ocasiones el estado no les pudo recompensar con una pensión por lo que tuvieron que salir a las calles a mendigar comida o dinero para sobrevivir.

Las secuelas que habían dejado los combates en algunos de ellos eran verdaderamente sorprendentes. Las nuevas armas que se introdujeron en la guerra creaban nuevas y numerosas tipos de heridas hasta entonces nunca vistas, el caso más importante es el de la metralla de los obuses explosivos que lanzaba la artillería. Las esquirlas metálicas volaban a gran velocidad cortando y desmembrando a los soldados en los campos de batalla. La amputación de brazos y piernas era bien conocida por la medicina, pero la pérdida de partes del rostro como de la nariz o la parte inferior de la mandíbula resultaron ser muy difíciles de tratar.

Los soldados con este tipo de heridas sorprendentemente sobrevivían, pero las sociedades de sus respectivos países los marginaban a las escalas más bajas. Durante esta época de principios de la década de 1920, aparecieron nuevos médicos que innovaron con éxito injertos de piel  y cartílago para reconstruir las partes dañadas. Estas complejas operaciones se llevaban a cabo durante meses e incluso años, ya que se tenía que dejar crecer el cartílago y luego colocarlo en el lugar deseado. Aunque  se avanzó mucho en medicina, en el mayor número de los casos se utilizaban mascaras que representaban ojos o partes faciales

No deja de ser sorprendente como con los recursos de la época se consiguieron verdaderas reconstrucciones dignas de nuestro siglo. En los casos en los que la parte afectada era una pierna o un brazo se siguió con los clásicos garfios y piernas de manera. 

Fases de la reconstrucción de una cara. A los 60 años, el soldado no presentaba a penas secuelas.
Fases de la reconstrucción de una cara. A los 60 años, el soldado no presentaba a penas secuelas.
Soldados heridos a los que se les ha sometido a una reconstrucción facial
Soldados heridos a los que se les ha sometido a una reconstrucción facial

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias