Mi viaje a La La Land, La ciudad de las estrellas

Crítica personal de la película protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling

Este fin de semana he visto con emoción la película La La Land, La ciudad de las estrellas, esta película que ha conquistado a crítica y público. Tengo que reconocer que las expectativas que tenía eran tan altas que, como suele ocurrir en estas ocasiones, la historia no me ha parecido tan perfecta como esperaba.

Sin embargo, sí me ha gustado mucho. Y el final, que como cierre de la trama es tan importante, deja una huella emocional en el espectador gracias a la gran interpretación de Ryan Gosling y Emma Stone, cuyo lenguaje corporal es especialmente destacable a lo largo de la cinta. Lo que suele ocurrir con una película de estilo musical, es que las canciones roban protagonismo a los diálogos.

La La Land produce empatía en el espectador en tanto que, todos hemos tenido sueños por los que hemos luchado con fuerza. Los protagonistas son Mia, una joven que sueña con ser actriz y vive la eterna tensión del casting. Y Sebastian, un pianista con una visión clásica del jazz que sueña con montar su propio local. Ambos se conocen y se enamoran mutuamente de sus ilusiones. Una fusión de cine y música que crea un microcosmos especialmente significativo en forma de arte.

La La Land, La ciudad de las estrellas es una película que te sumerge en una atmósfera de color como metáfora de una vida en la que las metas más altas son posibles. Pero hay que luchar por ellas. Y tener una paciencia infinita. Pero los grandes sueños, también pueden robar grandes realidades. Esta es la reflexión que he extraído de la película puesto que los protagonistas son un ejemplo de cómo, cada decisión que tomas, abre puertas ante ti pero te aleja de otras.

En esta vida, es difícil tenerlo todo, incluso cuando alcanzas cimas que nunca hubieses imaginado.

La La Land es una película que te conecta con la pérdida personal de algún sueño de juventud que para ti fue importante y que murió en algún momento. Con esa retrospectiva de echar la vista al pasado para confrontar cómo te hubiese gustado que fuesen las cosas y cómo fueron en realidad. Y a pesar de todo, el espectáculo debe continuar porque la música siempre sigue sonando.

En un mundo en ocasiones, tan caótico, también necesitamos sumergirnos por unas horas en una pantalla de cine que nos ofrece la ficticia ilusión de una vida con efectos especiales. Y sin embargo, más allá del aparente cuento de hadas que puedes ver en el tráiler de La La Land, si te animas a ver la cinta, te sorprenderás con el golpe de realidad que tiene la cinta. Y es este golpe de realidad el que ofrece un cierre perfecto a este viaje a la ciudad de las estrellas que tan pronto te hace soñar, como te deja con un nudo en el estómago.

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias