No al cierre de nuestros ojos

La desaparición de Unión Rayo, desde el punto de vista de una seguidora de extranjero

Hace unas semanas encontré en la televisión que retransmite en Polonia los partidos de La Liga ese maldito encuentro del diciembre pasado ante el Madrid en el Bernabéu, cuando nos sentimos grandes hasta que el árbitro nos impidiera soñar despiertos. Bastante rara me pareció la narración, ya que estoy acostumbrada a una que transmite pasión a los aficionados, a los cantos de gol que son obras maestras, a vivir cada jugada como si fuera la última de la final de un Mundial. Señoras y señores, soy oyente de Unión Rayo o, mejor dicho, era. Todavía no me he dado cuenta de que la desaparición de nuestra radio es un hecho y que las retransmisiones de los partidos del Rayo nunca serán las mismas.

Lo siento muchísimo por todos los que formaron parte de Unión Rayo estos casi cuatro años de existencia, pero también por todo el rayismo porque ahora, con el primer equipo descendido a Segunda, es el momento cuando más necesitamos una emisora que nos cuente las andaduras de la franja. Unión Rayo tenía oyentes de muchas partes diferentes de España y de todos los rincones del mundo. Nosotros que vivimos lejos, ante el cierre de Unión Rayo, lo vamos a tener aún más difícil seguir en directo los encuentros que va a disputar el primer equipo en la categoría de plata. Además, la desaparición de nuestra radio nos quita la posibilidad de escuchar las retransmisiones de los partidos del filial y del Juvenil. La no renovación de Unión Rayo la considero un error grave de la directiva que se ha desprendido de un gran activo del Club, de una de las cosas que mejor había funcionado en el Rayo.

Quisiera agradeceros a todos los que hicisteis ese trabajo enorme para el Rayo y su afición en Unión Rayo dando la información sobre la actualidad del Club, narrando partidos, entrevistando a los protagonistas e haciendo programas. Gracias de corazón por todos los momentos inolvidables que yo viví con vosotros, tanto de alegría como de tristeza, que fueron muchísimos desde aquella pretemporada de 2014 cuando descubrí una retransmisión vuestra de un amistoso. Gracias por haber cambiado mi manera de vivir los partidos de fútbol a mucho más intensa, por haberme hecho mejorar mi nivel de español cuando no tenía posibilidad de acudir a las clases organizadas. Voy a extrañar muchísimo a vuestras retransmisiones en directo de los partidos y de las ruedas de prensa, a los cantos de gol de Antonio Morillo que siempre fueron obras de arte, a los programas semanales gracias a cuales me gustaban los lunes, a la locura por la cantera y por el femenino, a las grandes entrevistas tanto con los protagonistas del primer equipo como con los chavales de las categorías inferiores. Mil gracias por el cariño a los oyentes, por animarnos e hacernos confiar en el equipo en los momentos más duros. Ojalá algún día volvamos a escuchar una narración vuestra de los partidos del Rayo. Mucho ánimo y suerte en el futuro para todo el equipo de la que era nuestra radio oficial. Os vamos a echar de menos.

Estamos en plena pretemporada y hasta el momento la única forma de seguir los partidos del Rayo para los que vivimos lejos es estar atentos a Twitter para leer lo que nos diga la cuenta oficial del Club, o esperar que haga una retransmisión el rival, como el otro día el Fuenla. No tuvimos ninguna posibilidad de escuchar las últimas ruedas de prensa ni las presentaciones de las incorporaciones de este mercado. Tampoco pudimos seguir a través de la radio la inauguración de la campaña de abonos. No sé si debería atreverme a dar mi opinión al respecto ya que no me voy a abonar debido a que no vivo en España pero, como una extranjera que no tenía a nadie que le inculcara el amor por la franja, pienso que el Club debería hacer todo lo posible para intentar atraer a los seguidores nuevos para que elijan ser del Rayo y decidan abonarse a pesar del descenso.

Será muy difícil difundir rayismo en Segunda, aún más sin una radio oficial. La importancia de Unión Rayo para la afición está reflejada en el número de personas que han firmado la petición „Qué Unión Rayo siga siendo la radio oficial del Rayo Vallecano” lanzada por un oyente Enrique Pérez en la página change.org (la cantidad de firmas llegó a 500 sólo cinco días después del cierre de la emisora, ya ha superado a 600). Nos movilizamos también en las redes sociales luchando por la continuidad de este medio de comunicación imprescindible para los que siguen la actualidad del Rayo Vallecano. La desaparición de Unión Rayo fue uno de los muchos palos duros para el rayismo estos meses.

Entre tantas cosas malas que han pasado, que no invitan al optimismo de cara a la temporada tan difícil que viene, hay cosas con las que nos podemos ilusionar, como las renovaciones de Javi Guerra y Roberto Trashorras, ambas hasta 2019, o los fichajes que parecen cuajar. Ojalá sean muchas más esta campaña en la que vamos a afrontar el reto de volver a la máxima categoría del fútbol español. Hay que creer que se podrá conseguirlo pese a todas las adversidades.

 

 

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias