‘Silencio’ (2016, Martin Scorsese)

Silencio es lo que queremos

Si, pero no. Martin Scorsese pretende traernos con ‘Silencio’ un drama desgarrador y que nos haga vibrar de emoción, pero lo único que consigue hacernos vibrar es nuestra paciencia debido a la tediosa y lenta producción que tenemos ante nosotros. Pausada y fuertemente dotada de una simpleza fatigosa y cargante, ‘Silencio’ transcurre sin mayor preocupación haciendo de los minutos un monótono diálogo entre las imágenes de lo que está sucediendo y una voz en off interpretada por Andrew Garfield sin ningún ápice de parquedad y que pondrá a prueba la templanza del más pintado.

Precisamente otro punto discordante en la obra final reside en las interpretaciones de los protagonistas; sobre todo aquellos no nipones. Andrew Garfield es el gran protagonista, acaparador de minutos y responsable del transcurso de la historia, pero su trabajo da como resultado final un ejercicio titubeante, aburrido y de baja calidad interpretativa. Lo de la voz en off no tiene nombre: sin tensión, emoción, dolor o alegría; una lectura plana de un folleto publicitario. Adam Driver pasa con más pena que gloria, y la propia cinta lo sabe, haciendo de él un mero acompañante. Liam Neeson se queda frío y distante, es más una brisa interpretativa que un trabajo de actuación completo, resultando ser algo que pudo, pero que finalmente no.

Liam Neeson en 'Silencio'
Liam Neeson en 'Silencio' - magazinema.es

Más allá de una fotografía realmente bella y de unos escenarios cuidados, la película se pierde en su propio círculo narrativo y en su falta de fortaleza ante las emociones que los protagonistas debieran sentir. No sientes ese temor, esa pena, ese llanto ahogado que el jesuita principal debe percibir; todo es aburrido, plano y llegando a lo absurdo en cuanto a su duración, plagándose la historia a si misma de una cantidad incontable de escenas que sobran por completo, ya que ni aportan ni restan.

‘Silencio’ no es lo más Scorsese que hay, eso está claro; pero es que tampoco es ni una sombra. Silencio es lo que deseas que ocurra en cuanto llevas unos minutos en la butaca; que acabe esta práctica fílmica soporífera y monótona.

CRÍTICA PARA MAGAZINEMA.

Únete gratis a y podrás

  • Seguir a otros usuarios
  • Escribir artículos
  • Comentar artículos
  • Mas información
Registrate/Accede No, gracias